sábado, 3 de marzo de 2012

MALDITOS.


Parecen imagenes de otro tiempo. De un tiempo pasado ,felizmente olvidado, pero desgraciadamente no es así. Coindiciendo con la ola de frio que afectaba a toda Europa y la entrada de millones de aves debilitadas, tipos sin escrúpulos sembraban nuestros campos de cepos. Y aquí estas terribles trampas acababan indiscriminadamente con multitud de pájaros. Resulta sorprendente la cantidad de especies que se pueden ver afectadas por estos artilugios cebados generalmente con gusanos de harina. Se colocan frecuentemente en alrededor de las balsas a donde acuden dichas aves a beber. Tambien en olivares, bordes de campos, orillas de ríos etc. Hemos podido ver Zorzales comunes, Charlos, Mirlos, Pinzones, Currucas capirotadas, Carboneros, etc, etc..

Aunque muchos pensaban que esta actividad había caído en desuso, la evidencia nos está demostrando que en los pueblos todavía se practica con relativa frecuencia y no siempre por parte de gente mayor. A ello habría que añadir que la pesima situación económica puede hacer que haya personal que pretenda buscar un beneficio económico e ir mas alla del autoconsumo.

En estas últimas semanas se han dado varias actuaciones contra estos ceperos por parte de los Agentes para la Proteccion de la Naturaleza del Gobierno de Aragón y del Seprona en la provincia de Teruel .En ellas se han decomisado varios centenares de cepos así como muchas aves protegidas. Es de esperar que acciones de este tipo ponga cerco a estos hechos delictivos y acaben con esa cierta comprensión que existe en el medio rural hacia estas prácticas.


5 comentarios:

Antonio España dijo...

Duele ver una foto como esa.

SEO Talavera dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo,es una pena que aun siga dandose casos como estos.Saludos

Birdringal-andalus dijo...

Estimado Alvaro, saludos. no se si habeis tenido la experiencia en el campo y encontraros con un episodio de esta clase.Aqui en Andalucia es frecuente y por muchas veces que te topas con una armada de cepos, jamas ceja esa ira incontenible hacia el furtivo.Me alegra que hayan cojido a algunos, esa denuncia es como veneno para esta gente que por un tiempo, dejaran vivir al campo en paz.
Saludos Alvaro. Fernando.

Alfredo Sánchez Galán dijo...

Buenas Alvaro.
Vaya entrada tan triste pero tan necesaria, para dar a conocer malas practicas y que asi por lo menos consigues que alguien se conciencie de que eso no esta nada bien.
Un saludo.

Steve Nicoll dijo...

Alvaro, gracias por compartir este tipo de noticia.Esta triste práctica hay que difundirlo al máximo por mucho que nos encoja en corazón. Baleares por desgracia tampoco está exenta de estas prácticas que se deberían haber dejado en el siglo pasado. Un saludo.