jueves, 20 de diciembre de 2012

ANILLADORES DE SEGUNDA.

       

         Anilladores de segunda, jurásicos, de tortilla de patata, pajariteros, tocaplumas y otras lindezas similares se vienen escuchando en los últimos dias en el foro de anilladores referidas a parte de nuestro colectivo. Y yo que  últimamente estoy muy susceptible me siento ofendido. Y estoy así porque llevo muchos años realizando esta actividad, intentando hacerla mejor cada día, aprendiendo continuamente, dedicando mucho tiempo y confiando en que pueda ser de utilidad.

Porque da la impresion de que todo esto no sirva para nada. Que SEO y la Comisión pretender embridar el anillamiento y comprimirlo en una serie de programas, fuera de lo cual nada tenga cabida. Y además diferenciar y señalar con cierta alegría los proyectos como "científicos" o "no científicos".

 Yo vivo en una provincia que es Teruel. Apenas somos tres anilladores expertos y alguno mas en formación y vivimos cada uno en una punta de provincia. ¿Que tipo de programa podriamos desarrollar, si salir a marcar esporadicamente nos supone un notable esfuerzo ? Quizas un gran grupo de una gran ciudad pueda permitirse el lujo de realizar otro tipo de planteamientos organizativos pero en buena parte de España esto no es así. ¿ Quizás nos quieran condenar a la extinción?

Puede que haya que hacer un pequeño esfuerzo de comprensión y darnos cuenta de que todos los anilladores no viven en Madrid, Barcelona, Valencia....y de que hay que buscar cauces adecuados para aprovechar TODO el potencial que tenemos en lugar de cercenarlo. Igual habría que hacer un esfuerzo para evitar que haya gente que se sienta fuera de juego. Dudo mucho que nadie se moleste porque se le pida un esfuerzo en mejorar pero puede  que haya que tener una mayor amplitud de miras.

Saludos a quien me lea.

Fco. Javier Moreno
Alcañiz (TERUEL)




6 comentarios:

G.A.A dijo...

Desde Albacete (GAA), compartimos vuestra linea de pensamiento y creemos que la cuestión no es: Grandes Proyectos Científicos o nada, sino que en buena parte del territorio español, la cuestión es Modestos Proyectos o nada, porque no creo que esos potentes grupos de las grandes ciudades lleguen a acometer proyectos en cualquier parte del estado español.

Ánimo y a seguir argumentando nuestras legítimas posiciones.

ALVARO dijo...

Muy bien dicho, con el protocolo, el rigor y la ética que hemos alcanzado, todos tenemos cabida, y los amateur con más peso todavía debemos defender la diversidad de actuaciones (dormideros, piperos, bebederos, irrupciones, educación ambiental, cajas nido,...) además de posibles programas coordinados, dónde se pueda. Todo es ciencia. Y hay vida más allá de los geolocalizadores......"

Fdo.: José Luis Lagares
Montoro de mezquita (TERUEL)

Alfredo Sánchez Galán dijo...

Ánimo.

Alimoche dijo...

Es evidente que el anillamiento se está convirtiendo en una actividad perseguida...Ya se podrían perseguir con más ahinco otras actividades como el silvestrismo, que esquilma de aves el campo. Como ejemplo solo en Madrid se dan unas 1000 autorizaciones al año, que haciendo una cuenta rápida, pongamos unas 10 jornadas por lo bajo, a 9 pájaros legales de cupo por jornada...hacen la friolera de 90.000 aves que se extraen del medio natural, no quiero ni pensar lo que será en realidad...
Pues bien, retomando el tema, los anilladores tenemos que luchar por reconocer nuestro derecho de aportar nuestro granito de arena a la ciencia, aunque muchos no lo quieran reconocer y se quieran quedar con la exclusividad de la actividad, tra publicaciones que mucha veces solo alimentan el ego de algunos que se dicen científicos. Hay mucho más detraás del anillamiento: esfuerzo, ilusión, formación, sensibilización, y no nos olvidemos de un tema que ahora está muy en boga, "la custodia del territorio", muchos de nosotros ejercemos una labor impagabla de vigilancia en el medio natural, que tampoco se tiene en cuenta...
EXIGAMOS EL RESPETO QUE NOS MERECEMOS
Alfredo Ortega

Ximo Galarza i Planes dijo...

Estamos en la misma linea. Todos, todos, somos necesarios !!
QUE SE VALORE NUESTRO TRABAJO !!

Ximo Galarza (Grup d'Anellament l'HORTA)

Antonio España Ruiz dijo...

Hola.
Álvaro, no te falta razón ninguna en lo que dices. Ya hace tiempo que se quiere dividir la actividad del anillamiento entre los anilladores vocacionales, que salen cuando pueden a realizar ésta actividad con madrugones, esfuerzo, e ilusión, y "los otros", los ilustrados, los que van de supercientíficos, que únicamente buscan subvenciones y vivir del cuento. Ya he tenido algún que otro encuentro con gente que opina que los anilladores "amateurs" o vocacionales no deberían desarrollar esa actividad por ser "poco científicos". Creo que olvidan que, hasta que no se empezaron a anillar aves, poco se sabía de sus migraciones, de sus movimientos, de su longevidad. Cada anilla que ponemos, es información para el futuro, y los anilladores "amateurs", de los cuales yo me considero, realizamos esta labor sin pedir nada a cambio, aprotando, como dice Alfredo Ortega, nuestro pequeño granito de arena a la ciencia. Es gracias a los muchos anilladores anónimos, que cada vez sabemos más sobre nuestras aves.